Préstamo sobre el valor acumulado de la vivienda versus línea de crédito sobre el valor acumulado de la vivienda: ¿cuál es el adecuado para usted?

Posted May 06 2016
by PenFed Team
hombre y mujer en la mesa de la cocina que miran una tableta

Pedir dinero prestado frente al valor de su casa puede ser una forma inteligente de financiar una boda o manejar una emergencia que de otro modo podría agotar sus finanzas. Si tiene un valor significativo en su casa (restando la cantidad que todavía debe de su hipoteca del valor de mercado actual de su casa, es decir, la cantidad de capital que tiene), puede usar ese valor como garantía para obtener una tasa de interés baja y pedir prestado un poco de dinero.

Hay dos formas de abordar el préstamo frente al valor de su hogar. Un préstamo sobre el valor acumulado de la vivienda, a menudo llamado segunda hipoteca, es un préstamo sencillo y al contado. Solicita una cierta cantidad de dinero, lo recibe todo de una vez y lo devuelve con el tiempo.

Una línea de crédito sobre el valor acumulado de la vivienda, conocida como HELOC, es una línea de crédito otorgada a un propietario que utiliza la casa del prestatario como garantía. Se le aprobará una cierta cantidad de dinero para ser utilizado y reembolsado dentro de un cierto período de tiempo. Durante ese tiempo, solo "carga" lo que realmente usa, lo que es perfecto para proyectos a largo plazo, como una remodelación prolongada en la que necesita usar un poco de dinero por vez y no está seguro de cuál será el total.

Ventajas y desventajas del préstamo sobre el valor acumulado de la vivienda

Los préstamos sobre el valor acumulado de la vivienda generalmente ofrecen tasas de interés muy bajas. Es fácil asignar un préstamo sobre el valor acumulado de la vivienda a su presupuesto porque las tasas de interés no fluctúan durante la vigencia del préstamo, por lo que sus pagos serán siempre los mismos.

Aún así, es importante no excederse. Como está utilizando su vivienda como garantía, si no cumple con el préstamo, podría perder su vivienda. Y si decide vender su casa, tendrá que pagar su préstamo sobre el valor acumulado de la vivienda en el momento de la venta.

Ventajas y desventajas de una HELOC

Una HELOC es perfecta cuando no sabe exactamente cuánto necesitará porque no pide prestado y ni paga intereses sobre más dinero del que realmente usa. Eso la hace perfecta para pagar contratistas durante una larga remodelación o para pagar la educación universitaria semestre por semestre. Algunas HELOC permiten pagos de intereses únicamente por un período de tiempo, lo que los hace perfectos para emergencias. El pago mensual mínimo solo incluye el interés sobre el dinero prestado, en lugar del capital más el interés. Al final del préstamo, se debe pagar cualquier saldo pendiente.

Sus pagos de HELOC variarán de acuerdo con la cantidad de su línea de crédito que haya utilizado y posiblemente de acuerdo con las tasas de interés cambiantes. Asegúrese de comprender cuándo y cómo cambiarán sus pagos mensuales y lo que puede quedar como deuda al vencimiento del préstamo. También se le puede pedir que tome una cantidad global inicial cuando configure su HELOC.

Puede ser tentador usar una HELOC como un préstamo a largo plazo o para pagar cosas que están un poco más allá de sus posibilidades. Recuerde que al igual que un préstamo sobre el valor acumulado de la vivienda, una HELOC utiliza su casa como garantía. Si incumple el préstamo, podría perder su vivienda.

El préstamo sobre el valor acumulado de la vivienda ideal para usted

Los diferentes tipos de préstamos sobre el valor acumulado de la vivienda y HELOC pueden ajustarse mejor a sus necesidades financieras. Por ejemplo, PenFed tiene un Programa de HELOC con tasa ajustable que tiene una tasa de interés con el potencial de ajustarse periódicamente cada algunos años. Se adapta perfectamente a las necesidades a corto plazo, lo que le permite ahorrar dinero con una tasa de interés inicialmente baja. Investigue la gama completa de opciones de préstamos sobre el valor acumulado de la vivienda en PenFed.

Ofertas sujetas a cambio en cualquier momento.