Cómo usar su préstamo hipotecario para pagar la universidad

Posted August 10 2016
by PenFed Team
Padre e hijo empacando cosas en el auto para la universidad

No importa la edad de su hijo, nunca es demasiado pronto para comenzar a pensar en cómo pagará la universidad: porque cuanto antes comience a planificar, más fácil será gestionarlo cuando llegue el momento. Si bien la creación de ahorros a lo largo de los años es una de las mejores maneras de manejar los costos universitarios, puede ser difícil ahorrar, y definitivamente usted no desea agotar su fondo de emergencia. Pero si esas facturas de la universidad están por llegar, podría tener una opción diferente a un préstamo estudiantil de altos intereses: el valor acumulado de su vivienda.

¿Por qué usar el valor acumulado de su vivienda para pagar la universidad?

Tasas de interés más bajas. Aunque hay muchas variables que determinan la tasa de interés que usted obtiene, incluido qué tan bueno es su crédito, por cuánto tiempo está obteniendo el préstamo y a cuánto asciende el valor acumulado de su vivienda; las tasas de interés sobre los préstamos participativos son típicamente menos que las tasas de interés sobre los préstamos estudiantiles.

Más opciones de pago. Hay varias maneras diferentes de aprovechar el valor acumulado de su vivienda: un préstamo que paga un monto global, una línea de crédito que le permite pedir prestado lo que necesita cuando lo necesita, e incluso líneas de crédito de solo intereses para mantener los pagos mensuales bajos. Esto le permite elegir una opción de pago que mejor se adapte a sus necesidades financieras.

Una planificación más fácil. No sabe mucho de lo que hará su hijo después de la graduación, lo que dificulta determinar cuánto de un préstamo podría ser asequible. Sin embargo, es probable que sus ingresos sean más predecibles, lo que puede ayudar a establecer un plan financiero firme.

Beneficios fiscales. Puede deducir una cierta cantidad de interés tanto para préstamos estudiantiles como para préstamos sobre el valor acumulado de la vivienda, pero un préstamo sobre el valor acumulado de la vivienda puede ser una mejor opción, en términos tributarios, para algunos prestatarios. Consulte a un asesor financiero para ver si uno es mejor que el otro.

¿Qué debe considerar antes de tomar un préstamo sobre el valor acumulado de la vivienda?

¿Cuánto costará la escuela? El primer paso será decidir cuánto tendrá que pedir prestado para cubrir la matrícula, los libros, los gastos de subsistencia y cualquier otro costo universitario que pueda surgir. Una vez que tenga un estimado de cuánto necesita, averigüe cuánto necesitará pedir prestado para pagarlo.

¿Cuánto es el valor acumulado de su vivienda? Al emitir su préstamo, los prestamistas considerarán su relación préstamo-valor (LTV), que es la cantidad que debe en comparación con el valor de la vivienda. Si no tiene mucho capital, puede esperar tasas de interés más altas lo que a su vez puede hacer que los préstamos estudiantiles tradicionales sean más atractivos.

¿Puede pagarlo? Si los pagos del préstamo no van acorde con su situación financiera, puede ser una mala idea pedir prestado contra su capital debido a que su casa se utiliza como garantía para el préstamo.

¿Cómo afectará esto su jubilación? No puede descuidar sus propias necesidades financieras porque su hijo se va a la universidad. Asegúrese de considerar cómo el reembolso de un préstamo participativo encajaría en sus planes de jubilación antes de tomar una decisión.

¿Hay opciones escolares menos costosas? Si no puede hacer que los números funcionen, es hora de considerar cómo puede reducir los costos universitarios (¿sería una universidad comunitaria una mejor opción?), aumentar los ingresos (tal vez su hijo podría trabajar a tiempo parcial e ir a la universidad a tiempo parcial), o combinar un préstamo de capital con préstamos estudiantiles tradicionales.

¿Cuáles son mis opciones de préstamo sobre el valor acumulado?

Si ha decidido que aprovechar su capital es la mejor opción para su situación financiera, su gran opción es un préstamo sobre el valor acumulado de la vivienda o una línea de crédito sobre el valor acumulado de la vivienda. Con un préstamo tiene una suma fija por adelantado que paga con una tasa de interés fija. La previsibilidad de un préstamo sobre el valor acumulado de la vivienda hipotecaria puede facilitarle el mantenerse dentro de su presupuesto mensual.

Sin embargo, una línea de crédito sobre el valor acumulado de la vivienda (HELOC) ofrece más flexibilidad. Con una línea de crédito, usted está aprobado por un monto determinado y puede pedir prestado mucho o poco de acuerdo a sus necesidades cuando lo necesite. Esta puede ser una buena opción para gastos como la escuela, donde los costos exactos pueden variar según el número de horas que su hijo se inscriba y los suministros necesarios para el semestre. Con una HELOC, solo pide prestado (y paga intereses sobre) la cantidad de dinero que necesita. Sin embargo, las HELOC tienen tasas de interés que varían según la tasa preferencial. Una tasa de interés variable no es necesariamente algo malo, pero puede hacer que su plan de amortización sea menos predecible.

Independientemente de la opción de vivienda que elija, PenFed tiene una opción de préstamo que funcionará para usted.