¿Debería sacar un préstamo personal?

Posted July 06 2016
by PenFed Team
pareja joven que pinta dentro de una casa

Ya sea que esté tratando de hacer frente a gastos inesperados, u obtener dinero extra para su próxima remodelación o vacaciones familiares, un préstamo personal puede ser una buena opción a considerar. Los préstamos personales son una forma conveniente de asegurar el financiamiento para casi cualquier tipo de gasto. El dinero puede estar en sus manos un día después de la aprobación.

Si planea pedir un préstamo, veamos si un préstamo personal es la opción correcta para usted.

¿Qué es un préstamo personal?

Los préstamos personales se conocen como "no garantizados" porque no están respaldados por garantías, como su casa o automóvil. Los prestamistas utilizarán su puntaje crediticio para ayudar a determinar si le otorgan un préstamo personal y a qué tasa de interés. Dependiendo de su historial de crédito, las tasas de interés de los préstamos personales pueden ser más altas que los préstamos garantizados, por lo que es posible que desee considerar los préstamos personales solo para los gastos que tiene la intención de pagar rápidamente.

Los préstamos personales no son como las tarjetas de crédito, que son préstamos revolventes. Las tarjetas de crédito y otros préstamos revolventes no tienen un plazo fijo de pago y, a menudo, tienen una tasa de interés fluctuante. Los préstamos personales son un tipo de préstamo a plazos. Los préstamos a plazos tienen un plazo de amortización fijo (generalmente de dos a cinco años), y a menudo tienen una tasa de interés fija. Recibirá una suma global por adelantado y luego devolverá el dinero (más intereses) en cuotas mensuales regulares.

¿Debo obtener un préstamo personal o un préstamo sobre el valor acumulado de la vivienda?

Estos dos tipos de préstamos le permiten pedir dinero prestado que puede utilizarse para diversos fines, por lo que a menudo los escuchará mencionarse al mismo tiempo. Sin embargo, uno de ellos puede ser mejor para usted que el otro. Esto es lo que debe considerar:

  • ¿Tiene una cantidad decente de valor acumulado en su vivienda? Si es propietario de una vivienda, debe considerar si hay suficiente valor acumulado en el hogar que pueda utilizarse como garantía para el préstamo.
  • ¿Necesita el dinero de inmediato? El proceso para solicitar un préstamo personal se puede completar en cuestión de minutos. Una vez que haya completado y enviado la solicitud, generalmente se brinda una decisión de crédito el mismo día y los fondos se desembolsan generalmente el mismo día de su aprobación, o un día después. Un préstamo sobre el valor acumulado de la vivienda o una línea de crédito sobre el valor acumulado de la vivienda (ELOC) requieren más información ya que se compromete su vivienda como garantía. El plazo de tiempo, desde completar una solicitud hasta el desembolso de los fondos, podría llevar de dos a cuatro semanas.
  • ¿Qué tasa de interés desea? Un préstamo sobre el valor acumulado de la vivienda o ELOC puede ofrecer mejores tasas que un préstamo personal, ya que están garantizados utilizando su vivienda como garantía. Un préstamo sobre el valor acumulado de la vivienda puede ser una línea de crédito (ELOC) con una tasa variable o un préstamo a plazo con una tasa fija. Un préstamo personal es un préstamo a plazo con una tasa fija que no está garantizada. Además, la cantidad que puede pedir prestada y el plazo de amortización que puede tomar para un préstamo personal es significativamente menor que para un préstamo sobre el valor acumulado de la vivienda o ELOC.

¿Para qué puedo usar un préstamo personal?

La flexibilidad de un préstamo personal es una de sus mayores ventajas: puede destinar el dinero para casi todo lo que necesite. Aquí hay algunos usos a tener en cuenta:

  • Gastos inesperados. Si bien recomendamos firmemente la creación de un fondo de emergencia, los gastos a veces pueden abrumarlo. Puede maximizar su tarjeta de crédito pagando una factura de reparación de vehículo o cubriendo un gasto médico, o podría considerar un préstamo personal, que le pueda ofrecer una tasa de interés más baja. Debido a que puede obtener un préstamo personal más rápido que un préstamo sobre el valor acumulado de la vivienda, pueden ser una buena opción cuando necesita manejar lo inesperado.
  • Mejoras para el hogar. Si necesita financiar reparaciones o una remodelación importante en su hogar, pero todavía no tiene el capital en su casa para hacerlo a través de un préstamo sobre el valor acumulado de la vivienda, un préstamo personal es una buena alternativa. Puede obtener una tasa razonable y obtener la financiación que necesita para llevar a cabo su proyecto.
  • Puede usar este tipo de préstamo para consolidar la deuda, lo que puede ayudar a simplificar y reducir sus gastos mensuales.
  • Grandes gastos que no puede (o no quiere) posponer. ¿Está tratando de financiar su boda o las próximas vacaciones familiares? Estos grandes gastos pueden ser difíciles de pagar y toman mucho tiempo para ahorrar. En lugar de esperar, podría considerar solicitar un préstamo personal.

¿Qué hacer antes de solicitar un préstamo personal?

Antes de presentar su solicitud, asegúrese de comprender todos los plazos del financiamiento del préstamo. Además, tome algunas medidas para asegurarse de que sus finanzas estén en orden:

  • verifique su informe de crédito. Si hay información incorrecta, infórmela a la agencia de crédito y al acreedor; ambos investigarán y eliminarán las imprecisiones, lo que realmente puede mejorar su calificación crediticia.
  • Pague la deuda de la tarjeta de crédito. Si usa el préstamo personal para cancelar la deuda de su tarjeta de crédito, puede mejorar su flujo de efectivo mensual, mejorar su calificación crediticia y tener tranquilidad con una tasa fija, ya que muchas tasas de tarjetas de crédito son variables.
  • No solicite múltiples préstamos a la vez. Sí, esto también puede dañar su calificación crediticia. Discuta las opciones con su prestamista para decidir si sus préstamos disponibles son adecuados. Si no, puede pasar a su próxima elección.
  • Asegúrese de poder pagarlo antes de firmar la documentación. Haga los cálculos (o solicite ayuda a su prestamista) para saber cuáles serán sus pagos. Luego, asegúrese de que estos estén dentro de su presupuesto mensual.
  • Multa por prepago. Pregúntele a su prestamista si cobran una multa por prepago. Una multa por prepago requiere que usted pague una tarifa a su prestamista si desea cancelar su préstamo antes de su vencimiento.
  • Tarifas de aplicación. Pregúntele a su prestamista si cobran una tarifa de aplicación. La mayoría de los prestamistas no realiza este cobro.

Independientemente de su decisión, siempre es mejor investigar y explorar todas sus opciones primero para determinar qué tipo de financiación será la más adecuada para su situación. PenFed, por ejemplo, tiene financiamiento de préstamos personales y de capital disponibles.