Qué esperar en el cierre

Posted October 01 2017
by PenFed Your Money
Qué esperar en el cierre - Blog Su dinero de PenFed

Ya sea que esté comprando o vendiendo una casa, el cierre es donde todo sucede. Meses de trabajo arduo y delicada negociación están por terminar con el cierre. Pero a pesar de que esta sea la línea de meta hacia la que ha estado avanzando, el proceso de cierre puede ser un poco desconcertante, especialmente para las personas que compran una vivienda por primera vez, quienes quizás nunca han tenido que lidiar con tanta documentación anteriormente.

Si se acerca la fecha de cierre y no está seguro de qué esperar, lo guiaremos a través de este proceso.

¿Qué es el cierre?

Puede parecer abrumador tener que enfrentarse a una gran cantidad de documentos al momento del cierre, pero lo único que realmente está haciendo es finalizar el trato que ya ha acordado. Se le paga al vendedor y este le cede la escritura de la propiedad. El comprador realiza el pago inicial y firma los documentos de la hipoteca. El comprador o el vendedor (o ambos, según cómo negoció la venta) pagará los diversos cargos que componen los costos de cierre.

Puede haber una multitud en el cierre, ya que el comprador, el vendedor, el prestamista, los agentes de bienes raíces, los abogados (si el comprador o el vendedor los tiene) y un representante de una compañía de títulos posiblemente tengan un asiento en la mesa de cierre. Pero no se deje intimidar: todo esto es para garantizar que todo el papeleo esté correcto y que la venta se desarrolle sin problemas.

Después de firmar muchos papeles, el vendedor se retira con un cheque y el comprador se va con un juego de llaves de su nuevo hogar.

¿Qué debo hacer en el cierre?

Se le presentará una gran cantidad de documentos, todos los cuales debe revisar para asegurarse de que cumplen con sus expectativas antes de firmarlos. Si encuentra confuso alguno de los términos, pregunte antes de firmar, ¡esa es la razón por la que todos están allí!

Para que sea más fácil enfrentar la montaña de papeleo, es una buena idea revisarla con anticipación. Antes de realizar el cierre, solicite a la compañía de títulos (a veces llamada compañía de liquidación) copias de cualquier documentación que deba firmar para que pueda familiarizarse con cada pieza. Es posible que no tenga las cifras finales para los costos de cierre hasta unos días antes de este, pero podrá obtener una estimación de préstamo por adelantado que sea bastante aproximada. Debe recibir la divulgación de cierre al menos tres días antes del cierre.  Si tiene preguntas al revisar la documentación, pregúnteles ahora para quitar esas dudas del camino, lo que ayudará a que el día de cierre se lleve a cabo sin problemas.

¿Qué debo llevar al cierre?

Tanto el comprador como el vendedor necesitarán una identificación con foto emitida por el gobierno, así que no olvide su billetera. Los vendedores también deben traer llaves, abridores de puertas de garaje, códigos para sistemas de entrada sin llave y cualquier otro método de acceso a la vivienda. También debe traer copias de los documentos que tenga que estén relacionados con la transacción, aunque puede que no los necesite, pueden ser una referencia útil mientras revisa los documentos finales;   que debe firmar.

Y luego está la cuestión del pago. Los compradores querrán traer un cheque de caja para su pago inicial, y ambas partes pueden ser responsables de algunos de los costos de cierre. Su compañía de títulos o agente de bienes raíces podrá decirle el número exacto y la mejor manera de pagarlo.

¿Cuánto tiempo dura el cierre?

Incluso un cierre sin incidentes probablemente demorará una hora, así que no intente realizarlo durante la pausa del almuerzo. Programe 90 minutos o más, pero venga equipado con mucha paciencia, ya que realizar todo el papeleo puede tomar tiempo.

¿Qué hay de los impuestos?

Poseer una vivienda propia puede tener algunos beneficios impositivos importantes, pero existe una carga tributaria importante con los impuestos sobre inmuebles. Su compañía de títulos debe dividir el costo de los impuestos sobre inmuebles para el año entre el comprador y el vendedor, de modo que ninguna de las partes tenga una factura tributaria de todo un año. (Una nota para los vendedores cuyos impuestos sobre inmuebles actualmente se pagan de una cuenta de depósito en garantía: por lo general, usted debe pagar los impuestos sobre inmuebles de su bolsillo al momento del cierre y luego obtener un reembolso de su compañía hipotecaria cuando la hipoteca se pague).

Si la casa va a ser una residencia principal, los compradores deben asegurarse de presentar una exención de vivienda familiar para obtener una exención tributaria. Las leyes sobre viviendas familiares varían de estado a estado, por lo que debe consultar con su agente de bienes raíces o compañía de títulos para saber qué debe hacer.

Los vendedores también querrán tomar nota: si va a obtener una gran ganancia con la venta, los impuestos sobre los aumentos de capital podrían aplicarse; pero si es elegible para una exención de vivienda familiar en la propiedad, eso puede limitar el monto que tiene que pagar. Su agente de bienes raíces puede ofrecerle asesoramiento, pero consulte de todos modos con un contador especializado en impuestos para saber con seguridad qué sucederá después de vender su casa. A nadie le gusta una factura de impuestos sorpresa, así que averigüe de antemano.

Consulte a un asesor fiscal para obtener información sobre beneficios o exenciones tributarios.

¿Qué puede salir mal durante el cierre?

Hemos hablado mucho sobre hacer las cosas bien para asegurarnos de que el cierre se realice sin problemas, pero ¿qué puede salir mal durante el cierre?  Pueden surgir discrepancias de último minuto sobre los costos, especialmente si una de las partes no tiene claras sus responsabilidades financieras. Es posible que una de las partes no haya cumplido con sus obligaciones, por ejemplo, el dueño de una propiedad que no haya resuelto los embargos en la propiedad antes del cierre. Problemas como este explican por qué es importante revisar la documentación y comprender sus obligaciones y sus costos, antes de realizar el cierre.  Si no lo hace, y surgen problemas como este, su cierre podría retrasarse, lo que puede significar costos adicionales para todos.

Pero no todos los problemas son evitables. Los cambios en las finanzas pueden significar que el préstamo hipotecario del comprador fracasó, dejándolo sin efectivo para realizar el cierre.

Si bien no puede garantizar que nada salga mal, estar preparado significa que es menos probable que tenga problemas en la mesa de cierre.